Arkansas.gov

7 Consejos para criar un niño cooperativo

7 Consejos para criar un niño cooperativo

La cooperación no es sólo acerca de cómo obtener ayuda con los quehaceres. Se trata de ayudar a su niño a desarrollar un buen criterio y capacidad para resolver problemas. Lo que es más importante, se trata de establecer una relación positiva con su hijo.
 
1. Empezar joven.
Incluya a su niño en pequeñas tareas de la casa. Hable con él sobre lo que están haciendo. Haga que suene como personas grandes trabajando. A los niños les encanta imitar a los adultos. Invite a su hijo para que ayude a poner la mesa, ordenar la ropa de lavandería o lavar el coche. Ser un "ayudador" aumenta la autoestima del niño.
 
2. Hacer un juego de él.
Enséñele a su niño a guardar sus juguetes, haciendo un juego de esto. Ponga un juguete en la caja de juguetes, luego dígale a su hijo que es su turno. Explicarle que nosotros limpiamos, nosotros sabemos dónde encontrar nuestros juguetes.
 
3. Hablar de lo siguiente.
Los niños resisten naturalmente a la hora de acostarse. A algunos no les gusta el momento del baño. Tal vez ellos no quieren dejar de jugar para comer la cena. Cuando se le habla de lo que sucede a continuación, su niño estará más dispuesto a hacer lo que le pida.
 
4. Ofrecer opciones.
Algunas cosas tienen que suceder cada noche - cena, cepillado, baño y a la hora de acostarse. Ofrezca pequeñas opciones, como "te gustaría cepillarse los dientes antes o después de la hora del baño?" o pregunte si quiere su historia antes o después de su baño. Permitir que su hijo haga una elección le hace sentir más como un equipo.
 
5. Hacer sugerencias.
A los 2 años, los niños se dan cuenta de que es una persona aparte de usted. Con esa conciencia viene un sentido de independencia. Puede parecer que "no" es la palabra favorita del niño. Dar a su niño una orden le da la oportunidad de decir "no." en lugar de las órdenes, intente hacer sugerencias. En lugar de "poner en su sombrero", intenta "es realmente frío. Vamos a llevar  nuestros sombreros!"
 
6. Explicar las reglas.
Los niños pequeños no quieren verse en problemas. Están descubriendo lo que pueden y no pueden hacer. Explicar pacientemente el problema y pida a su niño que encuentre una solución. Ejemplo: "Puesto que no es posible colorear las paredes, dónde puedes colorear?"
 
7. Tener una conversación.
Conversaciones frecuentes en las que tanto usted como su niño puedan llegar a hablar,  le hará sentir más como un equipo. La comunicación abierta debe comenzar temprano en la vida así facilitará futuros conflictos para ambos.